Importancia de la materia orgánica en la gestión ambiental

Biodiversidad de diatomeas como indicador de calidad
agosto 31, 2017
Condiciones de referencia en el uso de bioindicadores
noviembre 14, 2017

Descargar artículo

Observamos con mucho interés la Iniciativa para el 4 por 1000 de materia orgánica en los suelos presentada en el marco de la Conferencia sobre el Cambio Climático de París (CDP 21), y que acaba de recibir un premio (Vision Award 2017) del World Future Council. Gestionar la materia orgánica en los suelos para secuestrar carbono y conservar su fertilidad, nos parece una apuesta global legítima y meritoria.
Aïgos trabaja desde hace 7 años por la premisa: “Agua y suelo como fuentes de desarrollo”. Varios proyectos nos han llevado a promover el uso sostenible de los suelos en el marco de estudios, pilotos y capacitación.
El 22 de agosto de 2017, decidimos unirnos a esta iniciativa, firmando la declaración de intención. Anímese usted también! http://4p1000.org/rejoindre

Para saber más, les proponemos este pequeño artículo:

¿Cuál sería el impacto de la puesta en marcha de la iniciativa francesa en cuanto el 4 por 1000 de materia orgánica en los suelos?

Consideramos incontestable que el agua y los suelos son fuentes de desarrollo. El presente artículo busca resaltar la “Iniciativa 4 por 1000: los suelos para la seguridad alimentaria y el clima”, la cual fue promovida a nivel mundial, a partir del 1ro de diciembre de 2015, durante la Conferencia de las Partes Nº21 en la Convención Marco de las Naciones Unidas sobre el Cambio Climático y acaba de ser premiada antes de la COP 13 de lucha contra la desertificación realizada en China en septiembre 2017.

La gestión de la materia orgánica representa en si un pilar fundamental para el uso sostenible de los suelos, lo que desarrollaremos en otro artículo.

Esta iniciativa se basa en la conclusión científica que afirma que el aumento anual de un 0,4% de la materia orgánica de los suelos puede detener el aumento de los gases a efecto de invernadero. En este contexto, esta Iniciativa 4 por 1000 proyecta:

  • Participar al objetivo de seguridad alimentaria (9.700 millones de habitantes en 2050)
  • Luchar contra la degradación de los suelos (40% afectados a nivel mundial)
  • Aumentar la resiliencia de la agricultura frente a los efectos del cambio climático;
  • Promover la implementación de buenas prácticas agrícolas;
  • Proveer ejemplos de soluciones pragmáticas tanto a nivel agrícola como ambiental y paisajístico.

Así, la iniciativa tiene como objetivo principal la mejora del contenido en materia orgánica para contribuir a preservar y por supuesto restaurar los suelos frágiles y desertificados.
Existen otras iniciativas a nivel mundial como la convención de las naciones unidas de lucha contra la desertificación, UNCDD encargada de hacer el seguimiento del Objetivo de Desarrollo Sostenible (ODS) 15.3 relacionado con la degradación neutral del suelo. Entre los 3 indicadores que lo caracterizan, se encuentra el carbono orgánico del suelo.

Cada año, degradamos 12 millones de hectáreas de suelos productivos, o sea la superficie de Benín o de Honduras.

Según la ONU: “cada año, degradamos 12 millones de hectáreas de suelos productivos, o sea la superficie de Benín o de Honduras. La degradación afecta más de la mitad de los suelos agrícolas, cuando afecta solamente 10 % de suelos regenerados. Podríamos regenerar unos 500 millones de hectáreas de manera rentable, en lugar de abandonarlos”. En este contexto, es evidente que la implementación de esta iniciativa aportará de manera significativa al cumplimiento de los ODS Nº2 (seguridad alimentaria) y Nº15 (Bosque y desertificación).
Desde la presentación de la iniciativa 4 por 1000, la declaración de intención ha sido firmada por más de 225 entidades en el mundo. Nos llama la atención que ninguna institución colombiana participa aún.
Los signatarios, Estados, instituciones, organismos internacionales, bancos de desarrollo, institutos de investigación, asociaciones de productores, ONGs así como empresas, conforman el “Foro”, la instancia de consultación. Los miembros se comprometen a colaborar en:

  • Crear una plataforma multi-actores que refuerce los intercambios, la capitalización de experiencias. Para ellos habrá un intercambio de información, intercambios de buenas prácticas, concepción de proyectos o políticas y la promoción de acciones;
  • Desarrollar una experiencia colectiva de proyectos;
  • Definir e implementar un dispositivo para facilitar la financiación de proyectos;
  • Construir un programa de investigación y de cooperación científica internacional.

Cada miembro “sin ánimo de lucro” puede participar al “Consorcio”, la instancia de decisión, y podrá determinar su grado de implicación, indicando a la Secretaría Ejecutiva, las acciones que llevará a cabo en favor de la iniciativa, así como la forma en la que desea implicarse.
El Foro es la instancia de colaboración entre signatarios y miembros del Consorcio, se reunirá al menos una vez al año y se seguir vía internet.
Esta organización de carácter internacional, se apoyará sobre un Comité Científico y Técnico formado de un máximo de 14 científicos reconocidos a nivel internacional. Este comité orientará la Secretaria Ejecutiva:

  • Proporcionando un referencial de evaluación de proyectos y acciones;
  • Formulando consejos sobre los proyectos, acciones y programas;
  • Formulando propuestas sobre las orientaciones del programa de investigación y de cooperación científica internacional;
  • Contribuyendo al centro de recursos, y validando la puesta a disposición en línea de documentos.

En paralelo, las empresas privadas podrán:

  • promover nuevas prácticas para secuestrar carbono y aumentar la fertilidad de los suelos;
  • promover productos originados de prácticas para la conservación del carbono en los suelos;
  • Sostener financieramente la rehabilitación o preservación de los suelos agrícolas.

Les comentaremos, en otra ocasión, el seguimiento de un piloto de compostaje, el cual se alinea perfectamente con esta iniciativa, que Aïgos firmó en agosto de 2017.

 

ROL DE LA MATERIA ORGANICA EN LOS SUELOS

En forma resumida, podemos considerar que la materia orgánica en los suelos permite mejorar la fertilidad, conservar y evitar la lixiviación de los nutrientes, favorecer la cohesión del suelo y limitar su erosión, mejorar la capacidad de retención hídrica actuando como un hidroretenedor y limitar la compactación.

 

Bibliografía

Ministère de l’agriculture de l’agroalimentaire et de la forêt, 2016. Rejoignez l’initiative 4 pour 1000. – Brochure, pp.8.Ministère de l’agriculture de l’agroalimentaire et de la forêt, 2016. Rejoignez l’initiative 4 pour 1000. – Brochure, pp.8.Lutte contre la désertification : l’ONU appelle à investir dans des « sols vivants ». Nations Unies, http://www.un.org/sustainabledevelopment/fr/2015/06/17/lutte-contre-la-desertification-lonu-appelle-a-investir-dans-des-sols-vivants/.www.4pour1000.orgDéclaration d’intention de soutien de l’initiative 4 pour 1000, les sols pour la sécurité alimentaire et le climat, 4pour1000.org, pp.2.

 

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Español